Publicado: 3 de Mayo de 2016

El aire acondicionado es un elemento vital en las casas en el verano, pero si no se utiliza bién tiene el peligro de irritar las vías aéreas y llegar a producir en algunos casos cuadros de asma bronquial. Para evitarlo, la temperatura adecuada siempre debe de estar en torno a los 24 grados durante el día (dos arriba o dos abajo) y no bajar de 25 durante la noche. En caso de bajar mucho la temperatura, no es raro que se pueda llegar a sufrir una laringitis o faringitis.